miércoles, 14 de diciembre de 2016

ACCESOS INVERNALES

Para acceder al refugio de Cap de Llauset en invierno, tenemos varias opciones:

1.- Embalse de Llauset: Corresponde a la ruta tradicional de verano. Mientras podamos acceder con vehículo al túnel del embalse de Llauset (cerrado al tráfico de noviembre a mayo; sólo acceso peatonal en estas fechas), será la manera más rápida de llegar al refugio. Tendremos que prestar atención a dos puntos: el nivel del embalse de Llauset (su nivel puede variar en pleno invierno), y la ladera sur de la Tuca de la Solana de Llauset. Sobre el primero, si el nivel está bajo y con una adecuada cobertura de nieve, abandonaremos enseguida la senda de verano para descender aproximándonos al nivel del embalse, y de aquí seguir más o menos sin ganar ni perder altura para llegar a las pasarelas que cruzan el barranco que baja de Botornás. Sobre el segundo, la ladera sur de la Tuca de la Solana de Llauset, al tener una orientación sur y unas pendientes moderadas, debemos prestar especial atención a las purgas de nieve que puedan caer sobre nuestro trazado. A parte de estos, el trayecto cruza varios barrancos donde puede seguir fluyendo agua. Desde la cola del embalse de Llauset, seguiremos por una corta pero fuerte pendiente para buscar el collado de Botornás, y ya con el refugio a la vista, en poco tiempo llegaremos al mismo.
Alternativa: Si no queremos atravesar la ladera sur de la Solana de Llauset, podemos ganar el collado de Angliós y remontar su valle.


2.- Valle de Rigueno: cuando ya no es posible utilizar la pista del punto anterior, sinónimo de una importante innivación. En este momento, la ruta de acceso principal será la que sube por el valle de Rigüeno. Desde la presa del embalse de la Baserca (N-230) nace este valle en dirección oeste. Ascenderemos por el mismo para acceder al collado de Rigüeno (2279m) en primer lugar, y tras recorrer el corto pero precioso valle de Angliós, ganaremos por último el collado de Estanyets (2524m). En un corto descenso, llegaremos al refugio.
Alternativa: desde el collado de Estanyets, podemos realizar un corto ascenso hasta la Tuca de la Solana de Llauset (2672m) para disfrutar de un corto pero vertiginoso descenso hasta la misma puerta del refugio.


3.- Valle de Salenques: se trata de una variante del recorrido anterior, para realizar en condiciones de estabilidad del manto nivoso. Desde la cola del embalse de la Baserca, arranca el GR11 por el valle Salenques. Se trata de un recorrido que tiene poca pendiente en general, con la excepción del fuerte ascenso al valle de Angliós. Una vez montados en este valle, seguiremos al igual que en el itinerario anterior hasta el collado de Estanyets.


4.-  Tuca el Frontó: Se trata de un bonito itinerario, que combina el ascenso a esta cota de 2758m con un gran descenso hasta la cola del embalse de Llauset. En la pista que asciende desde Aneto hasta el embalse de Llauset, ascenderemos hasta poco después de las bordas de Nestuy donde tomaremos una segunda pista cortada al tráfico que se dirige al valle de la Menada (cota 1720m). Ascenderemos a la tuca del Frontó, desde donde comenzaremos un buen descenso, vertiente norte, hacia el embalse. En un corto ascenso hasta el ibón de Botornás, nos dejará en pocos metros en el refugio.
Alternativa: desde la Tuca el Frontó podemos seguir la suave arista para ganar la Tuca de Llauset (2904m) y el homónimo collado (2865m), desde donde comenzaremos el descenso al embalse de Llauset. Cualquiera de las opciones, el descenso hasta el embalse es de gran belleza y calidad.


5.- Cerler: Se trata de una opción que podemos realizar en travesía. Saliendo bien desde la pista de Ardonés, bien desde el remonte de Basibé, tendremos que ascender a la Tuca de Roques Trencades (2755m). Por el filo de la Sierra Negra, llegaremos al collado de Llauset, donde enlazaremos con el itinerario anterior. Este itinerario requiere que la Sierra Negra tenga suficiente nieve como para realizarla sobre los esquís.
Alternativa: desde el collado de la Sierra Negra (2687m) o el de Culebres (2789m), descenso al valle de Ballibierna para cruzar sus ibones (2490) y ganar su collado (2728m).


Como para cualquier recorrido invernal, deberemos prestar especial atención a aspectos como un buen trabajo previo en casa de preparación de la ruta:
INFORMACIÓN + PLANIFICACIÓN + PREVENCIÓN
y saber responder sobre el terreno las condiciones meteorológicas, orográficas, y humanas, siempre sin olvidar todas las medidas de seguridad habituales de esta estación.